Obtenga hasta 48% de descuento Productos selectos fermentados Obtenga hasta 48% de descuento Productos selectos fermentados

PUBLICIDAD

Las actividades que estimulan el cerebro pueden reducir el deterioro cognitivo

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

dcl deterioro cognitivo leve

Historia en Breve -

  • Participar en actividades que estimulan su cerebro es una de las formas más simples de mantener su mente sana a medida que envejece
  • En un estudio realizado a 2000 personas de 70 años o más, los investigadores publicaron encuestas sobre el momento, el número y la frecuencia con la que participaron en cinco actividades que estimulan el cerebro
  • La participación en dos actividades condujo a un riesgo 28 % menor de deterioro cognitivo leve (DCL) en comparación con no realizar ninguna de ellas
  • Quienes participaron en tres actividades redujeron su riesgo de DCL en un 45 %, mientras que quienes participaron en cuatro actividades redujeron su riesgo en un 56 %
  • Una pieza fundamental en el rompecabezas es participar en actividades que estimulan el cerebro que son formas de mejorar la salud de su cerebro y reducir su riesgo de DCL, también le ayudan a reforzar aún más su salud cerebral al llevar un estilo de vida saludable

El deterioro cognitivo leve (DCL) es una disminución notable de las capacidades cognitivas que no interfiere con la mayoría de las funciones diarias.

En la forma más común de DCL, conocida como DCL amnésico, los problemas de memoria pueden ocurrir con más frecuencia que en personas sin la afección, por ejemplo, puede perder cosas con frecuencia, olvidar citas o tener dificultades para encontrar la palabra mientras conversa.

Los síntomas de DCL no son lo suficientemente graves como para obstaculizar sus actividades normales, la principal preocupación es que las personas con DCL tienen un riesgo mayor de desarrollar demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer.

Afortunadamente, hay formas de proteger la función cerebral y reducir el riesgo de DCL a medida que envejece por medio de actividades que estimulen el cerebro.

Las manualidades, los juegos y el uso de computadoras pueden reducir el riesgo de deterioro cognitivo

Si hace ejercicio regularmente sabe que, si lo deja de hacer por un período de tiempo corto, su estado físico comenzará a disminuir. Lo mismo sucede con su estado mental: si no lo usa, podría perderlo. Por lo tanto, participar en actividades que estimulan su cerebro es una de las formas más simples de mantener su mente a medida que envejece.

En un estudio realizado a 2000 personas de 70 años o más, que no tenían impedimentos cognitivos al comienzo del estudio, los investigadores emitieron encuestas sobre el momento, el número y la frecuencia en la participación de cinco actividades que estimulan el cerebro:

  • Libros de lectura
  • Uso de la computadora
  • Actividades sociales
  • Juegos
  • Manualidades

Los participantes registraron la frecuencia con la que participaron en las actividades durante la mediana edad (50 a 65 años) y la vida posterior (66 años o más), y tomaron pruebas de pensamiento y memoria cada 15 meses durante un promedio de cinco años.

Los resultados fueron claros, mientras más actividades realizaron a lo largo de su vida, el riesgo del deterioro cognitivo fue menor.

Por ejemplo, participar en dos actividades condujo a un riesgo 28 % menor de DCL en comparación con no realizar ninguna de ellas. Sin embargo, aquellos que participaron en tres actividades tuvieron un riesgo 45 % menor de DCL, mientras que aquellos que participaron en cuatro lo redujeron a un 56 %.

El beneficio se estabilizó en ese punto, ya que las personas que participaron en cinco actividades no recibieron más beneficios, reduciendo su riesgo de DCL en un 43 %. Otros hallazgos notables:

  • El uso de la computadora a mediana edad se relacionó con un riesgo 48 % menor de deterioro cognitivo leve
  • Usar una computadora en la vejez se relacionó con un riesgo 30 % menor, mientras que usarla tanto en la mediana edad como en la edad adulta se relacionó con un riesgo 37% menor
  • Participar en actividades sociales o juegos tanto en la mediana edad como en la edad adulta se relacionó con un riesgo 20 % menor de DCL
  • La participación en manualidades en la vejez se relacionó con un riesgo 42% menor

Según menciona un comunicado de prensa del autor del estudio, el Dr. Yonas E. Geda de la Clínica Mayo en Scottsdale: "Actualmente no hay medicamentos que traten de forma eficaz el deterioro cognitivo leve, demencia o enfermedad de Alzheimer. El creciente interés en los factores de estilo de vida que pueden ayudar a retrasar el envejecimiento cerebral se cree que contribuyen a los problemas de pensamiento y memoria, factores que son de bajo costo y están disponibles para cualquiera".

Además, los autores del estudio concluyeron que: "La participación en un mayor número de actividades que estimulan el cerebro, particularmente en la vejez, se relaciona con un riesgo menor de DCL entre las personas mayores que viven en la comunidad".

Tejer y ver menos televisión también contribuye beneficios cerebrales

El estudio presentado fue de observación, lo que significa que no puede probar que las actividades que estimulan el cerebro sean responsables de los beneficios cerebrales observados.

"... [Mientras] encontramos vínculos entre un menor riesgo de desarrollar un deterioro cognitivo leve y varias actividades que estimulan el cerebro", dijo Geda en un comunicado de prensa, "es posible que en lugar de que las actividades disminuyan el riesgo, una persona con deterioro cognitivo leve puede que no sea capaz de participar en estas actividades con frecuencia".

Sin embargo, investigaciones anteriores también sugieren los efectos de mantener el cerebro ocupado en la madurez y la vejez. El tipo de actividad es menos importante que asegurarse de que está haciendo algo para desafiar su mente.

Un estudio reveló que las manualidades como el acolchonado y el tejido de punto tienen relación con una disminución de las probabilidades de tener un deterioro cognitivo leve. Las actividades informáticas, los juegos y la lectura de libros también fueron beneficiosas.

Participar en cualquiera de estas actividades se relacionó con una probabilidad del 30 al 50 % menor DCL. Curiosamente, también ver menos televisión.

¿Por qué estimular su mente es bueno para su cerebro?

En cuanto a por qué es beneficioso participar en actividades cognitivas, podría actuar como un marcador para un estilo de vida saludable, por ejemplo, una persona que disfruta leer libros también puede ser más propensa a comer sano, hacer ejercicio y controlar su estrés de manera saludable.

También hay algo conocido como hipótesis o reserva cognitiva del cerebro, que sugiere que las actividades cognitivas pueden reforzar y estimular la formación de redes neuronales que protegen contra la demencia.

"Dado que el DCL se considera un estado prodrómico de la enfermedad de Alzheimer, se puede incluir la teoría de la reserva cognitiva para explicar la asociación inversa entre las actividades cognitivas y las probabilidades de tener DCL", escribieron los investigadores en el Journal of Neuropsychiatry and Clinical Neurosciences.

También podría haber un enlace a las respuestas de estrés. Los investigadores explicaron:

“Según este modelo, el hipocampo, que es el epicentro de la red de memoria, tiene varios receptores de glucocorticoides. Estos receptores están regulados descendentemente en situaciones muy estresantes.

Por lo tanto, las actividades cognitivas pueden servir como agentes modificadores del estrés, lo que lleva a una disminución del insulto "neurotóxico" al hipocampo y las estructuras relacionadas a la cognición y la emoción".

En este sentido, participar en "actividades intencionales y significativas", que incluyen música, dibujo, meditación, lectura, artes, manualidades y reparaciones del hogar, pueden ayudar a prevenir enfermedades relacionadas con el estrés y reducir el riesgo de demencia al estimular el sistema neurológico y mejorar la salud y el bienestar.

La clave está en elegir una actividad que sea creativa y significativa para usted.

En el caso del tejido de punto, por ejemplo, que a menudo se dice que sirve para la relajación, el alivio del estrés y la creatividad, está relacionado con un sentimiento de calma y felicidad, un mayor funcionamiento cognitivo y un mayor bienestar y calidad de vida.

¿Qué es el deterioro cognitivo leve?

El deterioro cognitivo leve (DCL) se considera un estado entre la función cognitiva que normalmente ocurre con el envejecimiento y la demencia. Se estima que del 15 % al 20 % de las personas de 60 años o más pueden verse afectadas y, anualmente, entre el 8 % al 15 % de los casos avanzan a la demencia.

El DCL es una disminución en las capacidades cognitivas que aumenta el riesgo de desarrollar demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer (aunque de ninguna manera es una garantía).

No se alarme si pierde sus llaves ocasionalmente, sin embargo, el hecho de olvidar información importante que normalmente habría recordado, como citas, conversaciones o eventos recientes, puede ser una señal importante.

También puede ser más difícil tomar decisiones acertadas, calcular la secuencia de pasos necesarios para completar una tarea o tomas más tiempo para hacerla.

Los problemas con el movimiento y el sentido del olfato también pueden ser signos de DCL. En general, el diagnóstico se realiza después de que una persona o sus amigos y familiares notan aumentos de lapsos de memoria y como resultado ven a un médico. La memoria y otras pruebas de la función cognitiva pueden ayudar con el diagnóstico.

Si le han diagnosticado DCL, es importante hacerse chequeos regulares, ya que puede ser un signo de enfermedad temprana de Alzheimer. En realidad, no todas las personas con DCL desarrollan Alzheimer, según el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento:

“Aproximadamente 8 de cada 10 personas que se ajustan a la definición de DCL amnésico desarrollan la enfermedad de Alzheimer en 7 años. En contraste, del 1 % al 3 % de las personas mayores de 65 años que tienen una cognición normal desarrollarán Alzheimer en cualquier año".

El DCL se puede ralentizar e incluso revertir

Es importante comprender que algunos casos de DCL no progresan e incluso pueden mejorar. El ejercicio regular, una dieta adecuada y participar en actividades que estimulan el cerebro y actividades sociales pueden ayudar a aumentar su capacidad intelectual.

El estudio finlandés de intervención geriátrica para prevenir el deterioro cognitivo y la discapacidad (FINGER) está entre los que han encontrado una intervención de dos años en el estilo de vida, que incluye una dieta saludable, ejercicio y entrenamiento cognitivo, que puede mejorar o mantener el funcionamiento cognitivo en personas mayores con riesgo de demencia.

Además, según un estudio reciente publicado en el Journal of Alzheimer's Disease:

"La evidencia revela que las dietas enriquecidas con antioxidantes y el ejercicio regular reducen los radicales tóxicos, mejoran la función mitocondrial, la actividad sináptica y la función cognitiva en las personas de edad avanzada...

Con base en nuestra encuesta de literatura y hallazgos actuales, concluimos que las dietas saludables, el ejercicio regular y un estilo de vida mejorado pueden retrasar la progresión de la demencia y reducir el riesgo de AD [enfermedad de Alzheimer] en personas de edad avanzada y revertir los efectos a aquellos con deterioro cognitivo leve a estado demente".

Qué comer para reducir su riesgo de DCL

Los nutrientes específicos que pueden ser beneficiosos incluyen la vitamina B12, que ayuda a retrasar la atrofia cerebral en personas mayores con deterioro cognitivo leve. Triglicéridos de cadena media (MCT), que se encuentran en el aceite de coco y el aceite MCT, también pueden ayudar, ya que son una fuente primaria de cuerpos cetónicos.

Las cetonas son lo que produce su cuerpo cuando convierte la grasa en lugar de glucosa en energía, y se ha descubierto que los MCT pueden mejorar el funcionamiento cognitivo en adultos mayores con trastornos de la memoria. Los hongos son otra buena opción.

En comparación con las personas que comieron hongos al menos una vez por semana con los que comieron hongos dos veces o más tenían un riesgo significativamente menor de DCL. Una porción se definió como tres cuartos de taza de hongos cocidos, o 150 gramos, que es una cantidad razonable para agregar a su dieta.

La ashwagandha (Withania somnifera), una hierba que ha sido una parte importante de la medicina ayurvédica desde la antigüedad que mejora la memoria y la función cognitiva. Los que tomaron ashwagandha tuvieron mejoras significativas en varias áreas en comparación con el grupo placebo. Esto incluyó mejoras mayores en:

  • Memoria inmediata y general
  • Función ejecutiva
  • Atención continua
  • Velocidad de procesamiento de información

La Academia Estadounidense de Neurología también incluye el ejercicio regular en sus guías de práctica clínica para personas con DCL, indicando que mientras "[n]o exista evidencia de alta calidad para respaldar los tratamientos farmacológicos para DCL", "En pacientes con DCL, el entrenamiento con ejercicios (seis meses) es probable que mejore las medidas cognitivas”.

También agregan que el entrenamiento cognitivo puede mejorar las medidas cognitivas.

Si bien puede ser desconcertante sentir que su memoria se está desvaneciendo, y aún más recibir un diagnóstico de DCL, también es enriquecedor saber que puede tomar medidas para mejorar la salud de su cerebro y reducir su riesgo de DCL.

Participar en actividades que estimulan su cerebro es una pieza del rompecabezas, y puede fortalecer aún más su cerebro para llevar un estilo de vida saludable integral.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario