1 de cada 4 adultos mayores toma medicamentos contra la ansiedad

adulto mayor toma medicamento

Historia en Breve -

  • Una investigación realizada por dos universidades de los Estados Unidos y el Departamento de Asuntos de los Veteranos sugiere que 1 de cada 4 adultos mayores ahora está recurriendo a las pastillas para tratar la ansiedad y otras afecciones comunes entre los adultos mayores
  • Las benzodiazepinas, que incluyen populares medicamentos como Valium y Xanax, son altamente adictivos y ponen a los adultos mayores en mayor riesgo de farmacodependencia
  • Más allá del riesgo de dependencia, el uso a largo plazo de las benzodiazepinas también puede aumentar su riesgo de fracturas de cadera, accidentes automovilísticos y caídas
  • Si padece ansiedad, le recomiendo probar la Técnica de Libertad Emocional (EFT); además, le comparto otros métodos que recomiendo para las personas de todas las edades que sufren de ansiedad

Por el Dr. Mercola

La noticia de que 1 de cada 4 personas mayores está tomando medicamentos para la ansiedad probablemente no sea una sorpresa. Después de todo, hoy en día es poco común encontrar un grupo de edad que no se vea afectado por la ansiedad.

Las investigaciones actuales no solo sugieren que más personas mayores están consumiendo medicamentos contra la ansiedad, sino que también afirman que cada vez corren más riesgo de desarrollar farmacodependencia, sobre todo cuando reciben medicamentos como Valium y Xanax para tratar su ansiedad y problemas del sueño.1

Más allá del riesgo de dependencia, el uso a largo plazo de una clase particular de medicamentos llamados benzodiazepinas (también conocidos como "benzos") puede aumentar el riesgo de fracturas de cadera, accidentes automovilísticos y caídas. En mi opinión, existen mejores métodos y más naturales de tratar la ansiedad en comparación con los medicamentos recetados.

Muchas personas abordan la ansiedad de manera eficaz con la Técnica de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés); además le compartiré otros métodos que recomiendo para las personas de todas las edades que sufren de ansiedad.

Investigadores analizan el uso de las benzodiazepinas entre los adultos mayores

Una investigación publicada en JAMA Internal Medicine por médicos profesionales de las universidades de Michigan y Pensilvania y el Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) evaluó el uso de las benzodiazepinas en personas mayores de bajos recursos que participaron en un programa de Pensilvania diseñado para ayudar con los gastos por medicamentos.2

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de los Estados Unidos señala que generalmente se abusa de los medicamentos que contienen benzodiazepinas y afirma que cerca de un tercio de las sobredosis de opioides también involucran este tipo de medicamentos.3

Dado que la mayoría de los adultos mayores que toman benzodiazepinas obtienen sus recetas de un médico de atención primaria u otro profesional que no es especialista en psiquiatría, la investigación se centró únicamente en los adultos mayores que recibieron prescripciones de otro médico que no es psiquiatra.4

La investigación se concentró en analizar los patrones de uso de medicamentos de 576 adultos mayores que recibieron su primera prescripción de benzodiazepinas entre los años 2008 y 2016.

En particular, el equipo descubrió que un año más tarde, 152 personas mayores aún tenían prescripciones actuales o recientes de dichos medicamentos. Por lo tanto, llegaron a la conclusión de que 1 de cada 4 personas mayores toma medicamentos como Valium o Xanax de manera constante, con el fin de tratar la ansiedad o problemas de sueño.

Otros hallazgos adicionales incluyen:5,6

En comparación con las minorías, los pacientes caucásicos tuvieron cuatro veces más probabilidades de haber adoptado el uso a largo plazo de los medicamentos

Las personas cuyas primeras recetas se escribieron para una mayor cantidad de pastillas tuvieron mayor probabilidad de convertirse en consumidores de benzodiazepinas a largo plazo

Por cada 10 días extra de medicamentos recetados, el riesgo de adoptar su uso prolongado fue cerca del doble durante el año siguiente

En comparación con tomar benzodiazepinas a corto plazo, los adultos mayores que las tomaron durante un periodo prolongado no tuvieron más probabilidades de ser diagnosticados con ansiedad o depresión

Los participantes tenían 78 años en promedio cuando recibieron su primera receta de benzodiazepinas, aunque estos medicamentos generalmente no se recomiendan para adultos mayores de 65 años

Muy pocos de los adultos mayores habían recibido atención psiquiátrica, psicológica o psicosocial durante los dos años previos

¿Qué son las benzodiazepinas y quién las consume?

Al ser un tipo de medicamentos psicoactivos conocidos por sus efectos calmantes, las benzodiazepinas aumentan el efecto de un neurotransmisor inhibitorio llamado ácido gamma-aminobutírico (GABA) en el cerebro, lo que las hace útiles para tratar las siguientes afecciones médicas:7

  • Abstinencia al alcohol
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Relajación muscular
  • Control de crisis convulsivas

Se puede administrar un medicamento con benzodiazepinas antes del uso de un anestésico previo a una cirugía o para inducir amnesia en relación a procedimientos médicos incómodos. Las benzodiazepinas son medicamentos conocidos por sus propiedades ansiolíticas, anticonvulsivas, de relajación muscular, sedantes y somníferas.

Algunos de los nombres comerciales de los medicamentos con benzodiazepinas que se recetan comúnmente a los adultos mayores incluyen Ativan, Halcion, Klonopin, Valium, Versed y Xanax. Como se mencionó antes, es muy fácil abusar de estas sustancias.

En el video anterior, que es presentado por el grupo de defensa sin fines de lucro W-BAD8 en conmemoración del Día Mundia de la Concientización sobre el uso de Benzodiazepinas, antiguos usuarios de estos medicamentos comparten cómo se dieron cuenta de los efectos negativos que las benzodiazepinas recetadas tuvieron en sus vidas.

Los profesionales de la salud desconocen los riesgos asociados con el uso de benzodiazepinas

Los investigadores dicen que sus hallazgos apuntan a una falta de formación sobre los posibles efectos negativos de estos medicamentos, así como a la necesidad de garantizar que tanto los profesionales de la salud como el público estén conscientes de los riesgos asociados con su uso.9

Acerca de los resultados, la Dra. Lauren Gerlach, autora principal del estudio y psiquiatra geriátrica de la Universidad de Michigan, declaró:10

"Esto demuestra que debemos ayudar a los médicos a recetar benzodiazepinas con un final en mente, comenzando con una prescripción de corta duración e incluyendo la colaboración de los pacientes para hablar sobre reevaluar sus síntomas y comenzar a disminuir [el uso del medicamento].

También necesitamos enseñarle a los profesionales alternativas efectivas que no impliquen medicamentos para tratar a estos pacientes, como la terapia cognitiva conductual".

El Dr. Brian Keefe ─psiquiatra y director médico del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York y quien no participó en la investigación─ afirma que el estudio es un recordatorio muy necesario para los médicos de todo el mundo. "Los doctores, incluidos los psiquiatras, continúan recetando benzodiazepinas entre la población [de edad avanzada] a un ritmo alarmante".

Señala que estos medicamentos se siguen recetando a pesar de que "varios estudios realizados a lo largo de muchos años han demostrado de forma sólida que las personas mayores que los toman corren mayor riesgo de caídas y fracturas como consecuencia de esas caídas".11 Otra preocupación planteada por los investigadores se relaciona con el uso incorrecto de las benzodiazepinas.12

Destacaron que los usuarios a largo plazo tuvieran más probabilidades de reportar problemas de sueño a pesar de que las benzodiazepinas no se recomiendan como somníferos de uso prolongado. Por el contrario, estos medicamentos pueden empeorar el sueño a medida que se usan.

El Dr. Harshal Kirane, psiquiatra y director de servicios de adicción en el Hospital Universitario de Staten Island en la ciudad de Nueva York, sugiere que el uso excesivo de las benzodiazepinas es "una epidemia silenciosa".

Él cree que la investigación "subraya una dependencia persistente a los medicamentos narcóticos para la resolución de síntomas, como el insomnio, que pueden ser abordados de muchas otras maneras más saludables".

Como tal, Kirane afirma que los médicos deben hacer más para ayudar a orientar a los pacientes hacia soluciones más seguras para el insomnio y otras molestias comunes, que no impliquen el uso de medicamentos.13

Del mismo modo, el autor principal del estudio, el Dr. David Oslin, profesor de psiquiatría de Penn Behavioral Health y personal médico del Centro Médico para Veteranos en Filadelfia, dijo:14

"Este estudio proporciona pruebas sólidas de que las expectativas establecidas por un médico cuando receta algo por primera vez persisten a lo largo del tiempo. Cuando un médico [receta] una benzodiazepina por 30 días, el mensaje al paciente es que tome el medicamento todos los días durante un largo periodo.

Esta expectativa se traduce en un uso crónico, que a la larga plantea mayores riesgos, como caídas, deterioro cognitivo y peor calidad de sueño".

¿Padece ansiedad? La EFT puede brindarle resultados rápidos

Aunque a menudo se piensa que los medicamentos recetados son el principal remedio para la ansiedad, existen muchas alternativas naturales. En mi opinión, uno de los mejores "tratamientos", es la EFT (Técnica de Libertad Emocional). Es fácil de usar y puede brindar resultados rápidos y duraderos.

Las técnicas de psicología energética como la EFT pueden ser muy efectivas para ayudar a reprogramar las reacciones de su cuerpo ante los factores estresantes comunes e inevitables de la vida cotidiana que promueven la ansiedad.

La EFT ha existido desde la década de 1990 y ha sido descrita como un tipo de acupuntura sin agujas. La razón es que ambos métodos se basan en la premisa de que hay energía vital fluyendo en el cuerpo a través de vías invisibles conocidas como meridianos.

La EFT combina pequeños golpes con la punta de los dedos sobre meridianos particulares de su cuerpo con afirmaciones verbales que proclama en voz alta.

La técnica es muy simple y se puede realizar casi en cualquier momento y lugar. Fácilmente puede practicarla por su cuenta, o para abordar problemas más complejos, puede buscar la ayuda de un terapeuta calificado en EFT.

Al haber tenido una especialista en EFT entre el personal de mi clínica de salud natural, puedo dar testimonio de los efectos positivos que esta terapia ha tenido en innumerables personas, incluido yo mismo.

La EFT funciona maravillosamente para aliviar la ansiedad y el insomnio ─dos problemas persistentes que afectan a muchas personas mayores─ así como una variedad de otras molestias relacionadas con la salud emocional y física en personas de todas las edades.

Conforme a mi experiencia, la EFT sin duda es la estrategia clínica más efectiva que he usado para la ansiedad. Ciertamente es mejor y más segura que los productos farmacéuticos.

En el video anterior, Julie Schiffman, terapeuta de EFT demuestra cómo usar la técnica para aliviar el estrés y la ansiedad. Si por otra parte, el insomnio es su mayor preocupación, consulte el video de Julie Schiffman sobre la EFT para abordar el insomnio.

Los investigadores sugirieron la terapia cognitiva conductual como una alternativa a los medicamentos recetados, la cual se puede utilizar junto con la EFT para el tratamiento de la ansiedad.

Tenga en cuenta que hablar sobre la ansiedad no necesariamente alivia los efectos corporales asociados con la misma. La EFT tiene un efecto en su cuerpo y su mente, por lo que, en mi opinión, es un complemento importante o, en algunos casos, un reemplazo de la terapia conversacional tradicional.

Considere los medicamentos contra la ansiedad solo como último recurso

Tal como lo corrobora la investigación actual, por desgracia muchos médicos de atención primaria prescriben benzodiazepinas para los adultos mayores de forma expedita como tratamiento de primera línea para los trastornos de ansiedad.

En muchos casos, los medicamentos podrían ser la única opción que se ofrece. Dado que algunos adultos mayores han sido formados bajo la idea de que “el médico sabe lo que hace”, es más probable que acepten un medicamento recetado a que se pongan a buscar soluciones alternativas.

Al final, puede que parezca más fácil tomarse una pastilla que cambiar de hábitos e ideología, sobre todo a edades más avanzadas.

Dicho esto, es de vital importancia que los encargados del cuidado y miembros de la familia conozcan los peligrosos efectos secundarios de los medicamentos contra la ansiedad como las benzodiazepinas, con el fin de defender a sus seres queridos.

Dadas las posibles consecuencias graves, depende de las personas investigar las opciones y guiar a los adultos mayores por alternativas más seguras y saludables.

En caso de que aún no esté convencido de que las benzodiazepinas sean peligrosas, tome en cuenta un estudio de 2014 que fue publicado en BMJ, el cual sugiere que el uso de estos medicamentos lo pone en un riesgo 50 % mayor de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Los autores de este estudio afirmaron:15

"El uso de benzodiazepinas se asocia con un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer. La mayor asociación observada a causa de la exposición a largo plazo refuerza la sospecha de una posible relación directa, incluso si el uso de benzodiazepinas también pudiera ser un marcador prematuro de alguna enfermedad vinculada con un mayor riesgo de demencia.

El uso indebido a largo plazo de estos medicamentos debe ser considerado como un problema de salud pública".

Otro conjunto de estudios sugiere que las benzodiazepinas y otros medicamentos hipnóticos se asocian con un aumento cuádruple en la mortalidad por todas las causas y un riesgo 35 % mayor de desarrollar cáncer con las dosis prescritas más elevadas.16

Además, una vez que comienza a tomar estas sustancias, dejarlas también puede ser un desafío. La dificultad aumenta conforme más tiempo las haya consumido.

El "síndrome de abstinencia a las benzodiazepinas"17 se caracteriza por ansiedad, problemas de concentración, temblores en las manos, dolores de cabeza, irritabilidad, dolores musculares, náuseas, palpitaciones, ataques de pánico, cambios de percepción y trastornos del sueño, entre otros efectos perturbadores.

Disminuir las dosis muy elevadas también puede desencadenar reacciones psicóticas y convulsiones.

Como puede observar, al suspenderlos, estos medicamentos tienen el potencial de desencadenar efectos secundarios que son los iguales a los síntomas originales que intentaban abordar. En lugar de lidiar con efectos secundarios incómodos, parece mucho más inteligente investigar las causas de su ansiedad y considerar primero las opciones que no sean farmacológicas.

Pruebe estas opciones sin medicamentos para lidiar con la ansiedad

Al igual que ocurre con la mayoría de los problemas crónicos de salud, debe adoptar un enfoque holístico para tratar su ansiedad. Desde el inicio, sería prudente evaluar las siguientes áreas para asegurarse de que cuida su cuerpo y mente a nivel básico. Para empezar podría considerar:

Abordar situaciones y personas estresantes — Una causa común de ansiedad se relaciona con personas y situaciones que le causan estrés. Aunque esta área podría ser difícil de abordar, no se arrepentirá de las medidas que tome para reducir sus niveles de ansiedad al limitar su exposición a personas y situaciones que lo "llevan a límites" emocionales.

Respirar adecuadamente — Aunque podría parecer simple sugerir que la respiración como una solución, se sorprendería al saber cuántas personas respiran de tal manera que ponen en peligro su salud. La mayoría de los métodos para aliviar el estrés tienden a centrarse en respirar honda y profundamente, pero en realidad eso es lo contrario a lo que debería hacer.

Para obtener tips útiles, consulte mi artículo “Técnicas de respiración para mejorar la salud y forma física”.

Realizar ejercicio regular — Algunas de mis formas favoritas de ejercicio incluyen el entrenamiento en intervalos de alta intensidad, estiramiento, yoga, caminata y ejercicio con pesas. El entrenamiento de cuatro minutos de Liberación de Óxido Nítrico es muy beneficioso para mejorar su salud y sensación de bienestar.

Obtener la nutrición adecuada — Se recomienda reducir el consumo de gluten, alimentos procesados y azúcar en personas de todas las edades y estados de salud, y sobre todo en todas las personas que padecen ansiedad.

Su cuerpo necesita alimentos saludables (de preferencia orgánicos y provenientes de animales alimentados con pastura) para funcionar de manera óptima. Algunos de los principales alimentos para combatir la ansiedad incluyen a la mora azul, chocolate negro, alimentos fermentados, verduras de hoja verde y la cúrcuma.

Optimizar su salud intestinal — Tener un intestino saludable es vital para su salud en general. Si tiene un sistema digestivo lento o hiperactivo, su sistema inmunológico sufrirá las consecuencias. Para garantizar que su microflora intestinal se encuentra en un equilibrio saludable, incluya más fibra en su alimentación y considere tomar un suplemento probiótico diario.

Abordar deficiencias nutricionales comunes — Incluso si trata de comer saludable, es probable que sin saberlo sea deficiente en algunos nutrientes, lo cual afecta su salud.

Es posible que tenga que evaluar su alimentación para encontrar deficiencias de nutrientes clave como el omega-3 de origen animal, magnesio y vitamina D. Para obtener más información sobre este tema, consulte mi artículo "Las deficiencias de nutrientes más comunes".

Además, dado que muchas personas mayores están pegadas a sus televisiones, tabletas y otros dispositivos electrónicos y probablemente no comprendan las implicaciones de la exposición a los campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés), informarse es de vital importancia.

Por el momento, tenga en cuenta que el exceso de radicales libres que produce la exposición a las microondas de baja frecuencia de las tecnologías inalámbricas, se ha relacionado con la ansiedad, depresión, cambios en la memoria y trastornos del sueño, así como con otras afecciones que se sabe que afectan a los adultos mayores.18

Al menos evite dejar los aparatos electrónicos junto a usted mientras duerme y nunca duerma con las luces o televisión encendidas. Un aspecto final que debe tomar en cuenta es la posible exposición tóxica. La ansiedad es un síntoma común de la exposición tóxica al moho, por lo que es posible que deba verificar si existe algún tipo de patrón en su vida que podría ser indicio de esto.

Por ejemplo: ¿Sus síntomas de ansiedad mejoran cuando pasa tiempo fuera de su casa u oficina? ¿Se siente mejor al aire libre que en espacios cerrados? Cualquier medida que tome para buscar alternativas distintas a los medicamentos, con el fin de tratar la ansiedad, valdrá la pena.

Si ya está tomando un medicamento con benzodiazepinas, espero que considere hablar con su médico sobre si es el momento de dejarlo. Actúe hoy para asegurarse de no convertirse en uno de los cada vez más ciudadanos de la tercera edad con adicción a los medicamentos contra la ansiedad.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo