Las empresas minoristas más tóxicas del planeta

Subway

Historia en Breve -

  • En los últimos años, los investigadores y científicos han alertado sobre el incremento en la exposición a sustancias tóxicas, lo que ha generado esfuerzos para controlar el uso de las sustancias químicas que representan una amenaza para la salud humana
  • Alrededor de la mitad de 40 empresas minoristas evaluadas por la campaña Mind the Store de la coalición Safer Chemicals Healthy Families ha tenido "un progreso lento, pero significativo, en mejorar la seguridad química de los productos, alimentos y envases que venden"
  • Algunas de las empresas minoristas que obtuvieron mala calificación son Trader Joe’s, McDonald’s, Subway, Publix, Panera Bread, Macy’s, Ulta, Nordstrom, Office Depot, Dollar General, Sally Beauty, TJX Companies y Ace Hardware
  • Apple, Target, Walmart e IKEA obtuvieron la calificación más alta "por su trabajo para proteger a los clientes de productos y empaques tóxicos"
  • Walgreens, Rite Aid y Amazon se clasificaron entre las empresas con "mayor progreso" durante el 2018

Por el Dr. Mercola

La Ley de Control de Sustancias Tóxicas (TSCA, por sus siglas en inglés) requiere que la Agencia de Protección Ambiental compile y mantenga una lista actualizada de químicos fabricados o procesados en los Estados Unidos,1 que actualmente incluye alrededor de 85 000 sustancias químicas.

Entre ellos se encuentran 10 000 sustancias químicas que pueden añadirse en alimentos y materiales que entran en contacto con alimentos, ya sea de forma directa o indirecta, pero pocas han sido analizadas debidamente para garantizar su seguridad.

Una evaluación de casi 4 000 aditivos agregados intencionalmente en los alimentos reveló que el 80 % carecía de información suficiente para determinar cuánta cantidad podía ser consumida de forma segura y solo el 6.7 % contaba con datos de toxicología reproductiva.2 Y eso es únicamente en cuanto a los químicos alimenticios.

En los últimos años, los investigadores y científicos han alertado sobre el incremento en la exposición a sustancias tóxicas, lo que ha generado esfuerzos para controlar el uso de sustancias químicas que representan una amenaza para la salud humana. Por desgracia, muchas empresas continúan fallando en este sentido.

Este informe revela cuales son las empresas minoristas más tóxicas

Hace tres años, la campaña Mind the Store de la coalición Safer Chemicals Healthy Families comenzó a publicar un informe sobre las medidas implementadas por las empresas minoristas para eliminar los químicos tóxicos.

El tercer informe anual3,4 reveló cuáles eran las empresas minoristas que habían logrado o no avances para proteger a sus clientes de los químicos tóxicos en los productos que vendían. Así mismo, este año se incluyeron por primera vez las cadenas de restaurantes.

Alrededor de la mitad de las 40 empresas evaluadas han logrado "un progreso lento, pero significativo, en mejorar la seguridad química de los productos, alimentos y envases que venden", mientras que la otra mitad, incluyendo a todas las cadenas de restaurantes, no ha realizado ningún esfuerzo perceptible para reducir el nivel de toxicidad.

Según el informe, publicado el 14 de noviembre de 2018:5

"Cuatro empresas minoristas obtuvieron las mejores calificaciones por su esfuerzo para proteger a los clientes de productos y empaques tóxicos, las cuales han marcado el ritmo para la industria: Apple (A+), Target (A), Walmart (A-) e IKEA (A-).

En 2018, Walgreens, Rite Aid, y Amazon se clasificaron entre las que tuvieron 'mayor progreso', ya que las tres empresas han anunciado políticas de seguridad química en los últimos dos meses".

Mike Schade, Director de campaña de Safer Chemicals Healthy Families comentó acerca de los resultados que:6

"Las empresas pueden prevenir daños y proteger la salud pública al tomar medidas prudentes para eliminar los químicos tóxicos en los productos de uso cotidiano.

Las empresas minoristas desempeñan un rol importante--ya que tienen tanto el poder como la responsabilidad moral de 'encargarse de monitorear' con el fin de eliminar y reemplazar de manera segura los químicos tóxicos. Deben dejar de permitir que las empresas químicas pongan en riesgo la salud pública".

¿Cuáles son las empresas minoristas que obtuvieron una mala calificación en 2018?

En total, 19 de las 40 cadenas de restaurantes, supermercados y restaurantes de comida rápida incluidas en la revisión recibieron una "F" (muy mala calificación) en 2018 por "no anunciar políticas o informar públicamente sobre el progreso para evaluar, reducir o eliminar químicos tóxicos en los productos o envases que venden".

Como señaló Tracy Gregoire, Coordinadora del proyecto Learning Disabilities Association of America's Healthy Children:7

"Ahora, 1 de cada 6 niños padece discapacidades en el aprendizaje y desarrollo. Más de una cuarta parte de estas discapacidades están relacionadas con exposiciones químicas tóxicas.

La exposición prenatal y durante la primera infancia a químicos nocivos en los productos de consumo y envasado de alimentos podría causar padecimientos crónicos de salud y generar un impacto de por vida.

"Las principales empresas minoristas tienen la oportunidad y responsabilidad de convertirse en líderes de la industria al eliminar los químicos tóxicos de los productos y envases para proteger el cuerpo y la mente de los niños".

Aunque algunas de las empresas que recibieron esta mala calificación podrían haberse "asumido como confiables", la lista incluye ejemplos como Trader Joe's y Publix.

Empresas que no obtuvieron una buena calificación en 20188

Macy's

Ulta Beauty

Ahold Delhaize

Nordstrom

Trader Joe's

Panera Bread

Office Depot

Sally Beauty

McDonald's

Starbucks

Subway

Restaurant Brands International

Dollar General

TJX Companies

Yum! Brands

Ace Hardware

Sobeys

99 Cents Only

Publix

Mike Belliveau, Director ejecutivo del Centro de Estrategia de Salud Ambiental y coautor del informe, indicó:9

"Los alimentos que compramos deben nutrirnos, y no exponernos a químicos tóxicos provenientes del empaquetado y procesamiento. Las cadenas de restaurantes han promovido una salud deficiente al no disminuir el uso de químicos tóxicos en los envases de alimentos y otros materiales que están en contacto con los alimentos.

Los químicos industriales tóxicos como los ftalatos y PFAS no deben estar presentes en los alimentos que consumimos. Los consumidores esperan mucho más liderazgo de las empresas minoristas de alimentos para eliminar los químicos tóxicos en la cadena de suministro de alimentos".

¿Cuáles son las conclusiones principales?

Según el informe, el análisis de este año revela cinco conclusiones principales:10

1. Las empresas minoristas han hecho el esfuerzo de eliminar ciertos químicos tóxicos de sus productos — Algunos ejemplos incluyen a los ftalatos, parabenos y formaldehído en productos de belleza y productos para el cuidado personal, y oxibenzona en los protectores solares.

Rite Aid planea eliminar dos tipos de ftalatos de sus productos de su marca privada para 2020, y eliminará otros nueve para finales del 2022, Home Depot también prohibirá dos ftalatos y siete sustancias químicas adicionales en sus productos de limpieza para el hogar.

Diez empresas minoristas--Lowe's, Sherwin-Williams, The Home Depot, Walmart, True Value, PPG Paints, AutoZone, Kelly-Moore Paints, Canadian Tire y Home Hardware--prometieron dejar de vender decapantes de pintura que contuvieran cloruro de metileno y NMP a finales de 2018.

Según el informe, "recientemente, al menos tres marcas de decapantes de pintura anunciaron productos nuevos libres de cloruro de metileno y NMP, lo que demuestra el poder de las empresas minoristas para impulsar el desarrollo de soluciones más seguras".

2. Las empresas minoristas han fortalecido o adoptado nuevas políticas para abordar los químicos tóxicos — Aparte de Walgreens, Rite Aid y Amazon, que reportaron las mejoras más significativas al respecto, Target, Lowe's, Costco, Kohl's y Sephora también presentaron mejoras.

3. Las empresas minoristas se han "alineado en relación con una lista común de sustancias químicas de riesgo" — En primer lugar, la Lista de control de productos de belleza y para el cuidado Personal,11 creada por Forum for the Future en colaboración con The Sustainability Consortium, la cual es un subconjunto de una lista más grande,12 incluye miles de sustancias químicas con presunta toxicidad, que fue desarrollada por agencias gubernamentales en los Estados Unidos, Europa y otras regiones.

4. Por otro lado, las empresas minoristas de alimentos que se encuentran "muy rezagadas", han demostrado un lento progreso en adoptar políticas para reducir o eliminar toxinas conocidas, como los ftalatos y PFAS de sus envases y materiales que entran en contacto con los alimentos.

5. A pesar del progreso, "muchas" empresas minoristas aún no abordan el tema de seguridad química en sus productos — "Incluso, casi la mitad de los minoristas evaluados carecieron de las políticas públicas más básicas sobre sustancias químicas", señala el informe.

La Academia Americana de Pediatría exige disminuir la exposición a sustancias químicas

El hecho de que las empresas minoristas de alimentos obtuvieron una mala calificación es preocupante, considerando el impacto general de la exposición química cotidiana en una persona.

Como señaló el Dr. Leonardo Trasande, miembro del Consejo de Salud Ambiental de la Academia Americana de Pediatría (AAP) y autor principal de la declaración de políticas de la AAP sobre químicos tóxicos en los alimentos, que fue emitida a principios de este año:13

"El proceso actual de regulación de aditivos alimenticios presenta deficiencias críticas, ya que no es tan eficaz para garantizar que todos los productos químicos añadidos en los alimentos sean lo suficientemente seguros como ser parte de la alimentación de una familia.

Como pediatras, estamos especialmente preocupados por los vacíos significativos en los datos sobre los efectos de muchas de estas sustancias químicas en la salud de bebés y niños...

Por ejemplo, las sustancias químicas que influyen en el sistema endocrino, podrían tener efectos duraderos en un niño, ya que las hormonas coordinan funciones complejas en todo el cuerpo. Incluso, las pequeñas interrupciones en momentos clave durante el desarrollo podrían causar consecuencias de por vida".

En julio de 2018, la AAP, un grupo de más de 65 000 pediatras en los Estados Unidos, emitió una declaración de políticas en la que instaba a los padres a limitar la exposición de sus hijos a los químicos plásticos conocidos por filtrarse de los envases a los alimentos, así como aditivos químicos, al advertir que las sustancias químicas podrían dañar la salud de sus hijos en el futuro.14

En una declaración de políticas, la AAP expresó algunas preocupaciones relacionadas con:15

"[E]l uso de colorantes, saborizantes y sustancias químicas que se agregan deliberadamente en los alimentos durante el procesamiento (aditivos alimenticios directos), así como sustancias en los materiales que entran en contacto con los alimentos, incluyendo a los adhesivos, cuerdas, recubrimientos, papel, cartón, plástico y otros polímeros que podrían contaminar a los alimentos como parte de los equipos de embalaje o fabricación..."

Algunas de estas sustancias químicas incluyen a los ftalatos, nitratos y bisfenoles. Los expertos temen que estos químicos produzcan diversos efectos secundarios en los seres humanos, como disfunción metabólica, trastornos tiroideos y otro tipo de alteraciones endocrinas, desarrollo cerebral deficiente, mayor riesgo de obesidad y menor peso al nacer.16

Las hormonas sintéticas también pueden influir en cómo se procesan las calorías y, finalmente, la forma en que se convierten, lo que podría originar una disfunción metabólica.

La Organización Mundial de la Salud también ha emitido advertencias sobre los alimentos y sustancias químicas plásticas

Un informe conjunto de 2013 emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente,17 también advirtió que podría ser necesario hacer una prohibición total de los químicos disruptores endocrinos, para proteger la salud de las futuras generaciones.

Hasta el momento, este informe es uno de los más completos sobre los químicos disruptores endocrinos que se encuentran comúnmente en los plásticos y aditivos alimenticios, y señala una amplia variedad de problemas, incluyendo testículos no descendidos, cáncer de mama, de próstata y tiroides, defectos en el sistema nervioso, desarrollo del trastorno por déficit de atención, y trastorno por déficit de atención e hiperactividad en niños.18

Es el momento de tomar acción

La mayoría de los productos que compra y utiliza de forma cotidiana esconden químicos tóxicos. Como señaló la campaña Mind the Store, "es el momento de que las empresas minoristas se enfoquen más en la salud de nuestras familias que en los intereses especiales de las corporaciones químicas.

Las grandes empresas minoristas pueden hacer innovaciones para reducir o eliminar los químicos tóxicos en sus productos, y así salvaguardar nuestra salud".

Si también está de acuerdo, debe tomar acción a través de contactar con los directores ejecutivos de las 19 empresas minoristas que tienen una mala calificación. La campaña Mind the Store lo facilita a través de su página web de la Red de Acción.

Firme la peticion ahora

>>>>> Clic Aquí <<<<<

Tome medidas para disminuir la exposición química de su familia

Si consideramos todas las posibles fuentes de químicos tóxicos, prácticamente es imposible evitarlas por completo, pero eso no significa que deba permanecer sin hacer nada mientras las corporaciones utilizan su casa, agua, aire, alimentos y cuerpo como un vertedero químico conveniente.

Hasta que ocurra un cambio a nivel global, podría limitar significativamente su exposición al considerar un sin número de principios básicos.

Consuma principalmente alimentos enteros, frescos y orgánicos que hayan sido cultivados localmente. Los alimentos procesados y envasados son una fuente común de sustancias químicas, tanto en el producto en sí como en el empaque. Lave bien los alimentos frescos, sobre todo si no fueron cultivados de manera orgánica

En vez de comer pescado convencional o de piscicultora, que a menudo está altamente contaminado con PCB y mercurio, consuma suplementos con aceite de kril de alta calidad o salmón silvestre de Alaska, sardinas y anchoas

Elija carnes y productos lácteos orgánicos certificados para reducir su exposición a hormonas, pesticidas y fertilizantes. Evite la leche y otros lácteos que contengan la hormona transgénica recombinante de crecimiento bovino (rBGH o rBST)

Almacene sus alimentos y bebidas en recipientes de vidrio en vez de plástico y evite utilizar envolturas plásticas

Compre productos que vengan en botellas o frascos de vidrio en vez de envases de plástico o latas, ya que los químicos se pueden filtrar del plástico (y revestimientos de plástico) hacia el contenido; tenga en mente que por lo general incluso los plásticos "libres de BPA" pueden introducir otros químicos disruptores endocrinos que son igual de dañinos que los BPAs

Use biberones de vidrio

Reemplace sus ollas y sartenes antiadherentes por utensilios de cerámica o vidrio

Busque productos fabricados por compañías respetuosas con el medio ambiente, que no experimenten con animales, sean orgánicas certificadas, sustentables y libres de transgénicos. Esto aplica para todo, desde sus alimentos y productos para el cuidado personal hasta materiales de construcción, alfombras, pintura, artículos para bebé, colchones, muebles y más

Filtre su agua, tanto para beber como para bañarse. Si solo puede costear uno de los dos, podría ser más importante filtrar el agua para bañarse, ya que la piel absorbe contaminantes con facilidad. Si su agua de la llave está fluorada, tenga en cuenta que no todos los sistemas de filtración eliminan este aditivo tóxico

Cuando compre productos nuevos como muebles, colchones o relleno de alfombra, considere la posibilidad de comprar variedades libres de químicos que contengan materiales naturalmente menos inflamables, como cuero, lana, algodón, seda y Kevlar, con el fin de evitar la exposición a los ignífugos tóxicos

Evite la ropa, muebles y alfombras resistentes al agua y las manchas para evitar los químicos perfluorados (PFCs)

Utilice una aspiradora con filtro HEPA para eliminar el polvo contaminado de su hogar. Esta es una de las principales rutas de exposición a los ignífugos químicos

Asegúrese de que los juguetes de su bebé no contengan BPAs, como los chupones, anillos para la dentición y cualquier artículo que su hijo pueda succionar o masticar--incluso libros, que a menudo están plastificados. Se recomienda evitar todas las variedades plásticas, sobre todo flexibles

Opte por utilizar productos orgánicos para baño, como champú, pasta dental, antitranspirantes y cosméticos. La base de datos19 Skin Deep del EWG puede ayudarle a encontrar productos para el cuidado personal libres de ftalatos y otros químicos potencialmente peligrosos

Reemplace su cortina de baño de vinil por una de tela o instale puertas de cristal

Utilice productos naturales para la limpieza o elaborelos usted mismo. Evite los productos que contengan 2-butoxietanol (EGBE) y metoxidiglicol (DEGME)–dos éteres de glicol tóxicos que pueden perjudicar la fertilidad y ocasionar daños fetales

Busque productos sin aroma. Una fragancia artificial podría contener cientos--incluso miles--de químicos potencialmente tóxicos.20 Evite los suavizantes de telas y toallitas para la secadora, ya que contienen una mezcla de sustancias químicas y fragancias

Reemplace los productos para la higiene femenina (como tampones y toallas sanitarias) por alternativas más seguras